Se sabe que hace miles de años, el domo del volcán colapsó y provocó una explosión. Esto dejó un gran cráter en el centro, el cual, a través de los años, formó la que hoy se conoce como laguna de Ipala. El volcán de Ipala es una formación de gran altura. Está actualmente compuesta por múltiples estratos o capas de lava endurecidas. Posee una altitud de 1,650 metros sobre el nivel del mar.

El cráter dentro del volcán tiene un diámetro de 1,000 metros. La laguna en su interior se extiende a 150 metros por debajo del borde del cráter. Desde el año 1996 se inició con el rescate del volcán por parte de los gobiernos locales y las autoridades del Consejo Nacional de Áreas Protegidas —CONAP—.

Datos de Interés

Este volcán requiere de poco esfuerzo para subirlo, aunque el clima caluroso y el estado físico del escalador hacen que el tiempo varíe. Los caminos marcados para los visitantes brindan más facilidad para subir y toma aproximadamente 2 horas para llegar a la cima. Para llegar al municipio de Ipala, se debe recorrer en carretera por aproximadamente 3 horas y media desde la ciudad de Guatemala. La laguna de Ipala está rodeada de bosques verdes y gran cantidad de aves cantando. El volcán está localizado en una región cálida y fresca, aunque la cima es fría.

Actividades

  • Se puede rentar un caballo para quienes tienen dificultad para subir.

  • Los visitantes pueden nadar en las orillas de la laguna de Ipala.

  • Es permitido acampar en la cima.

Fuente: MundoChapin/ Guatemala.com 2017